Una obligación y una misión

Todos los empleados de Dana Incorporated, desde nuestros ejecutivos y directores hasta cada uno de los trabajadores en cualquiera de nuestras operaciones en todo el mundo, deben respetar los estándares de conducta empresarial más elevados. Creemos que tenemos tanto la obligación como el compromiso de conducir los negocios con usted siempre de manera legal, ética y responsable, además de respetando los derechos humanos. De igual forma, esperamos que nuestros empleados trabajen en un clima de mutuo respeto y con espíritu de colaboración.

Simplemente no hacemos concesiones en lo que respecta a conducir los negocios de Dana con integridad y honestidad y a asegurarnos de que todas nuestras transacciones cumplan con los requisitos legales correspondientes.

Como una compañía mundial, hemos traducido las Normas de conducta empresarial a varios idiomas. Estas normas, de lectura obligatoria para todos los empleados, son los principios fundamentales que guían a Dana.